viernes, mayo 04, 2012

Es increíble, no es en afán de molestar a nadie... pero caigo en cuenta que cuando evitas decir una palabra, el referente de éste empieza a ir desapareciendo. Qué tal por ejemplo, intentar dejar de decir inconsciente, o pasión, o siempre... evitas las palabras y al poco tiempo ya no están en tu cabeza (por evitar decir en tu mente); y luego en realidad ya no están, al   menos no como las conocías o como tantas veces te hicieron daño.