miércoles, julio 26, 2006

Karina House

Patricia Galán Lara.

Karina tiene apenas 6 años, lleva el vestido a cuadros azul-rojo y en la mano derecha su muñeca rubia, ahora menos pálida que ella.

Una tarde la niña se asoma a la calle cuidadosamente, teme que sus amigas la vean mientras preparan pasteles de azúcar y sopa de lentejas crudas. Es que Karina es nueva en esto de hacerse la invisible. – Mamá, ¿las niñas ya saben lo que pasó? – Hay mi amor no te preocupes de nada, expresó el silencio de la madre, quien cada vez se sumergía más en una tristeza hasta ahora inexplicable.

Ciertamente, Mar y Raquel, amigas de Karina, no sabían nada, pero un día Mar propuso ir a la casa de su amiga; por qué no lo habíamos hecho desde antes… se preguntaron mientras, con toda la serie de artilugios y joyas de plástico, caminaron a la pequeña casa.

– ¡Karina…! ¡Karina…! Gritaron frente al portón verde oscuro, pero pasaron varios minutos y la respuesta no llegó. Fue entonces cuando Mar y Raquel decidieron instalarse frente a la casa, permanentemente y en espera de que algún día Karina abriera la puerta.

Una tarde, durante el juego, Mar miró a través de la puerta, la empujo levemente… ¡estaba abierta! justo ahora lo notaban. - Qué tontas hemos sido, pensaron las niñas al ver a Karina sentada frente a la puerta. - Dónde habías estado, cuánto tiempo… - Por qué no querías salir con nosotras. A partir de entonces las tres niñas volvieron a reír durante muchos muchos días de juegos.

Mar y Raquel cumplieron 12 años, ya casi no frecuentaban a Karina, y no lo hacía porque entre más pasaba el tiempo más trabajo le costaba a la niña despegarse de su hogar, lugar que consideraba suficiente para albergar todos los juegos.

La tarde transcurre apaciblemente…

Un camión de mudanzas se instala frente a la frente a la casa verde.

Entonces las chicas se enteran de todo, del auto destrozado sobre la autopista México-Puebla, de la madre de Karina… quien justo ahora, después de despertar del coma, ha ordenado vender la casa grande junto con su patio y sus miles de plantas multicolores.

Se dice que justo después de cerrar el trato la mujer murió y que junto a ella estaba una muñeca, la muñeca rubia que Karina nunca soltaba.

martes, julio 25, 2006

Mis palabras favoritas son:

- TUNA
- Crepúsculo
- Estratagema
- Parafernalia


Pero cómo escoger las palabras favoritas: por el significado, por el concepto, por lo que representan, por que hablan de la persona misma…

No no no no… esas son mis palabras favoritas, porque me gusta cómo se ven escritas, cómo se mueve la lengua cuando las digo o… por cómo huelen…

Y ¿cuáles son tus palabras favoritas?
De la serie... El show DLHT.

En verdad que luego ya no sé ni qué pensar sobre todo lo que esta sucediendo. Vi las mantas, vi las mantas rasgadas, luego cocidas, y me pareció que todo era arte, una especie de arte colectivo, arte revuelto, arte basura, arte urbano; una representación de toda la bola de discursos hambrientos de justicia, intolerantes, ultraderechistas, ultra izquierdistas, moderados, con tintes de anarquismo, pensantes, apasionados, idiotizados... Les digo de verdad que no sé lo que sucede, ni qué necesita México, si replantear la democracia o defenderla a capa y espada así como está; si defender las instituciones, derrocarlas o en el mejor de los casos volverlas a dimensionar; pero cómo, quiénes lo harán, por dónde empezar. Me pregunto si nuestro país está listo para la reinvención o si sólo se prepara para un cambio a medias, un cambio de pan a pan con mantequilla; como siempre o como casi siempre.
Por cierto, ¿qué es... qué es... esa cosa que llamamos ARTE?

LES PRESENTO A LOS HOMBRES TUNA


VERSIÓN 1