jueves, abril 30, 2009

Te decía que…

sin duda una de las cosas tan bonitas de este tiempo es que la ciudad está en silencio, casi no hay gente en la calle, en todos reina cierto espíritu de tolerancia, de paciencia, de voluntad por ser sanitariamente correcto... lo que se manifiesta en una notable capacidad de respuesta y de disciplina ciudadana para atender órdenes superiores - por decir algo... lo de ponerte el cubre-bocas.

Otra cosa que también se manifiesta es nuestra inmanente costumbre al contacto, a saludar y a andar dando besos al saludar, a alegrarnos al ver al otro; será que así somos los mexicanos, ¿gente muy cálida, y de contacto...? - ¡Es que luego cómo cuesta trabajo no saludar como de costumbre!

Por cierto que sólo espero que todo este show no sea parte de un entrenamiento para convertirnos a la tradición de saludar con reverencia y sin contacto; tradición-imposición que a mediano-largo plazo terminaría en un miedo potencializado a tocar al otro, a hablar con el otro, a organizarse con el otro, a criticar con el otro... y lo que en determinadas circunstancias, sí generaría un castigo divino parecido a la opresión - represión - que hace el Sr. Dios cuando el rebaño se sale del carril, o cuando osan en manifestarse en su contra.

En fin, que entre tanto pensamiento, miedos, síntomas inventados, cadenas, explicaciones maquiavélicas, observaciones; ideas que no terminan por saberse expresar, etc... pienso que quizá a nuestra sociedad ya le hacían falta "días de recogimiento” (como decía mi amá; días de estar “guardados” en casa) - ¡porque al viernes santo ya nadie lo pela! - aunque por supuesto después vendrían nuestros "días de carnaval" jejeje; porque así es esto de los círculos que no se rompen: días santos- días de carnaval, bacterias-vacunas, libertinaje-derechos humanos, información-desinformación, oferta-demanda, miedo-salvación, pecado-perdón... ¿si no cuál sería la función social de la Iglesia, y de toda su fauna? ¿o la del Estado y toda su…?, sino la de mantener el fluir constante de los ciclos, y su absolutamente continua renovación-legitimación.

Aunque las dudas reales son: ¿quién en realidad está orquestando todo este desfile mediático, y para qué?; qué necesitaría realmente esta sociedad, para pasar del pavor infundado (o real), a la modificación de los malos hábitos sanitarios; y la otra que me tiene bien intrigada, a qué conclusiones habrán llegado los “científicos de todo el mundo”, en su reunión virtual tan mencionada por la OMS para sanear la enfermedad.

Desde la torre de control y una vez que me he quitado el tapabocas para firmar con tinta invisible este documento,
Nindë Telemnar

p.D: Luego sí me da miedo enfermarme!! :(

miércoles, abril 29, 2009

¡Ya que digan en qué quedaron en la reunión virtual de científicos de todo el mundo! ¡o que de menos se suspendan las labores en esta oficina!

martes, abril 07, 2009

Estaba durmiendo entre raices de árboles que caminaban y niños-gato que querían me los comiera cuando me encontré con ella; era una Perla del Bosque.
Luego estaba de ociosa en la oficina, y que me pongo a tomar fotos ja