martes, agosto 29, 2006


PALENQUE, CHIAPAS


YAXCHILÁN, CHIAPAS.
(ENTRE GUATEMALA Y MÉXICO)

DE LA SERIE...


ESCULTURAS ACCIDENTALES/1
SAN JUAN CHAMULA, CHIAPAS.


FRESA PUNKETA O RAMBUTÁN CHIAPANECO

¿Se acuerdan del dulcecito ese que ahogaba a los niños... ? ¿Una gelatinita de a peso la pieza...?
Pues esta fruta sabe igualito...




RAMBUTÁN 1





RAMBUTÁN 2





RAMBUTÁN 3

¡ D E L I C I O S O...!

Originario de Malasia, el rambután, se cultiva en algunas zonas de la India, Thailandia, Indonesia, Costa Rica, Ecuador y Australia. Y es... uno de mis mejores descubrimientos en tierras chiapanecas.

SIN TÍTULO

La fundación Rafael Preciado Hernández, A.C. me hizo una atenta invitación, como a muchos otros terrestres, a participar en el encuentro internacional, bueno internacional de México pa bajo, “Los medios y las elecciones”. En el lugar, tipo salón de fiestas para quince años, participaron consultores, periodistas y académicos.

Cuál fue mi sorpresa cuando después de escuchar a los distinguidos asistentes no encontré nuevos argumentos para observar la tan sinuosa situación que vive nuestro país. No obstante, mi más distinguido reconocimiento a Santiago Pedraglio Mendoza, del Instituto Prensa y Sociedad del Perú. El hombre porta un discurso no sólo convincente y fluido, sino que arenga con autoridad y con una pizca de sutileza; la suficiente como para volar el cerebro de quienes le escuchamos.

…y mientras escucho redacto manuscritos destintados, computo hipótesis, subordino expositores, censuro pensamientos, o le imagino a usted, mi ahora posible interlocutor, burlando estas líneas… ya que sobra decirlo, las presentes quizá no llegarán a periódico alguno de circulación nacional, ni a exponerse en el centro libanés, mucho menos llegarán a ser escuchadas por multitudes, por las grandes masas que se postran frente al televisor.

Las grandes masas… pero ¿quiénes son las masas? Será México todo junto, los “Reyes de la canción” y los que “Bailan por un sueño” o mis “Vecinos”, los que gustan de Adela Micha, y Fuerza Informativa Azteca.

Advierto que tuve que buscar los títulos en Internet, es que yo no veo la tele, no no no … yo no soy de esa masa… yo no veo “La Academia”, claro que no.

- Bueno si la veo, de vez en cuando, porque llego y mi hermano tiene la tele prendida
- Es que hay que saber qué ve la gente no?
- Para… tener una opinión
- Para... porque… porque todo mundo habla de eso…
- No ya!
- Porque la neta la televisión me es… ¡como un fantasma!
- Es como el fantasma de la opinión pública…
- Si!
- El fantasma de lo que todo mundo sabe y habla, y comenta y critica ….

En fin, ese es el fantasma, mi fantasma de la Opinión Pública. ¿Será que muchos otros más, una gran masa, comparte conmigo este fantasma?

Emmmmmm… bueno, regresemos.

Santiago, el expositor que comento, habló sobre las tres agendas: la agenda política (los tres poderes, los partidos), la agenda mediática (mass media) y una agenda social (digamos… la gente).

- Entonces Agenda Política llega y le tira formato a la Mediática, le dice quién es el bueno, quién es el malo, como para cuándo, quién es el gran confesor.
- Mediática cobra entonces su comisión, o la hace de paparazzi, lo que no le garantiza comisión pero sí un raiting alto…
- Pero qué pasa, que Mediática sufre entonces por una “crisis de representación” (o sea porque ya nadie cree en los políticos… ni tampoco en ella )

Y luego, ya al final, porque a todo mundo se nos olvida, la Agenda Social, que reclama tratamiento a los problemas, de la mugre, de la ignorancia, de la basura, de la enfermedad, la educación, los bajos salarios, el trabajo…el trabajo… pero qué trabajo le cuesta a ésta lidiar con el fantasma que come telenovelas, el fantasma de la conformidad, el fantasma justificador y justiciero de los medios de comunicación (dos televisoras) que se persigna frente a sus adeptos diciendo:

- “pues si no le gusta lo que ve, pues cámbiele, que para eso hay control” (jajaja risas de la Paty Chapoy y toda su banda)
- Y es que en este país “hay libertad de expresión”…. Entonces te cuento quién se cogió con quién… cuántas veces, qué cara puso cuando le preguntamos cómo se lo (la) había cogido, y cuáles fueron sus opiniones cuando transmitimos, a nivel nacional, la cara que puso cuando le preguntamos cómo se lo (la) había cogido… el cuento de nunca acabar…

La tan prostituida libertad de expresión… ojala hubiera libertad para escuchar tantas y tantas expresiones… ojala hubiera libertad de comunicación, de acceso a medios…. De qué me sirve poder acceder a un sinnúmero de datos, si no sé para qué son, si no puedo decir nada al respecto (bueno a veces es suficiente una computadora, un blogg quizá, pero a nivel nacional, no hay suficiencia para lidiar con la posibilidad tecnológica y sus cortapisas)

Entonces llega otro expositor, el mexicano, qué… bueno…. Luego les paso el nombre, es del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, iba a hacer mi servicio social con él, fui un par de veces a visitarlo, hablamos por teléfono, estrechamos nuestras manos en cordial saludo, etc. Al final terminé haciendo mi servicio social en el Canal 11 pero eso es otra historia. El caso es que el susodicho declaró frente a la multitud que no sabía “porqué tanta gente había votado por el señor Andrés Manuel López Obrador”. Por Dios, ¡qué conclusiones son esas!... valga la pena aceptar que el maestro tiene un currículo impecable, y que sus letras nos han dejado volar por los entresijos, vicisitudes y tardanzas de la era de la información…. pero sinceramente me quedó ridículo el tipo.

En fin, que después de haberme dejado seducir por Santiago, el peruano y su increíble capacidad para hacerme venir los pensamientos; después de rememorar a los teóricos del poder; después de aventurarme por calles sin salida, después de subestimar la propia euforia, después de todo… ¡Puta madre!… ¡espero que pronto salgamos de este barranco!