viernes, julio 31, 2009

A través de un falso documental, Achero Mañas nos cuenta la historia de un grupo de teatro experimental llamado Noviembre; un teatro de tintura anárquica, que lleva a sus integrantes por un camino que se desprende de la escuela de teatro, el cabaret y las funciones callejeras, para llegar a representaciones tan perturbadoras que invitan al espectador a cuestionarse sobre la sutil diferencia entre los actores que interpretan lo real y lo falso; o bien, a pensar en la función del arte en su dimensión social.

Y es que si bien “el arte es un arma” para la denuncia, para la provocación, para “¡cambiar este puto mundo..!”, como sentencia Alfredo , el cabecilla de la agrupación madrileña, el arte es también un motivo que pone de manifiesto la delicada y sutil línea entre la fantasía y la realidad.

Una realidad que bien puede estar en las calles, en los sitios públicos, en los teatros, delimitada en escenario; o en cualquier lugar donde algún demiurgo cómico o trágico, vierta sus deseos para conquistar el corazón del auditorio, para engañarlos, para agredirlos con sus propios reflejos, o ¿qué más…? - Para perturbar el orden público. Como lo hacen los integrantes de Noviembre, el grupo que terminaría por desintegrarse al ver que quizá no se puede cambiar el mundo… pero sí se puede procurar es ‘que el mundo no te cambie a ti…’

Una película magnífica que nos recuerda que el arte es quizá mucho más que tantas cosas que conocemos y que aun desconconcemos; que es sed y sangre, que es “un arma cargada de futuro”.

Cintas Iphone

Cinta 1
Será la historia de una serpiente enamorada de un camaleón voluptuoso.

Cinta 2
(en edición)

Cinta 3
Es la historia de una mujer que busca marido al interior de un cine con mamíferos marinos flotando en las paredes. Ahí conocerá a Alfredo, de ojos penetrantes y matiz oscuro, lo conocerá y recordará de inmediato las películas secretas a las dos de la mañana, pensará en queso blanco y entre algas marinas y palomitas de maíz lo invitará a cenar.

Cinta 5
Es la historia de Emilio y Rosalía.
Emilio y Rosalía decidieron irse a vivir juntos una tarde de noviembre, mientras llovía y el trafico avanzaba cinco metros cada diez minutos, para entonces la humedad se ya no les dejaba ver bien sobre el pavimento, y el nuevo viejo auto de Emilio amenazaba con detenerse.

En realidad no sabemos bien cuál fue el problema, lo único que podemos decir es que la historia comienza cuando ya vivían juntos; y unos meses después de aquel tráfico inmenso.

Un día en que Emilio sale enojado del departamento (amueblado, económico, y para una joven pareja), mientras Rosalía cierra los ojos y se pregunta quién hará esta vez las fresas con crema que tanto se disfrutan en la cama...

Veremos a Emilio bajar las escaleras del edificio, y mientras el eco de sus pisadas aun se quiebre en las paredes, encenderá la radio;

entonces comenzará una canción que nunca antes había escuchado.

Cinta 6
Es la historia en la que muero

Cinta 7
(sensurada)

sábado, julio 18, 2009

Tarde con mar




y siluetas amarillas

Sin., Méx.

Wenn nicht mehr Zahlen und Figuren...
Novalis (1772-1801)

Wenn nicht mehr Zahlen und Figuren
sind Schlüssel aller Kreaturen,

wenn die, so singen, oder küssen,
mehr als die Tiefgelehrten wissen,
wenn sich die Welt ins freie Leben
und in die - freye - Welt wird zurückbegeben,
wenn dann sich wieder Licht und Schatten
zu ächter Klarheit wieder gatten,
und man in Märchen und Gedichten
erkennt die wahren Weltgeschichten,
dann fliegt vor Einem geheimen Wort
das ganze verkehrte Wesen fort.

Si en adelante cifras y números...
Novalis (1772-1801)

Si en adelante cifras y números
ya no son la clave de todas las criaturas,
si entonces éstas al cantar o besar saben más que los profundos sabios,
si el mundo libera su vida
y regresa a ser mundo,
si otra vez luz y sombra
se unen en legítima claridad,
y se reconoce que la verdadera historia universal
son los cuentos de hadas y los poemas, entonces vuela lejos la esencia entera y cambiante
de una secreta palabra.

viernes, julio 17, 2009




ojos para ver de lejos
o piedras vivientes

miércoles, julio 15, 2009

IPhone- Notitas (Primera Parte)

14 julio

- Deja de pintarte los labios y dime ¿por qué estás tan triste?; enumerarás luego todas las cosas que has dejado de hacer, todas las flores marchitas, y cada una de las lágrimas que has querido tragarte...

Me burlaré entonces deliciosamente, de tu apatía y de tu aparente comicidad.

13 julio

Estoy sentada en la nota de un árbol, desde aquí veo tu rostro y tu barriga. No sé cuántas noches te he extrañado o cuántas mañanas sin que te des cuenta te he bebido.

8 julio

Eres un dulce de chocolate, bombón, mantequilla y un cenicero;
eres una mirada suave como de leche, leche sabor canela.

Eres lo que no comprendí, eres tú y mi seda piel que siente poco a poco cómo te extraña, o cómo te miente cuando te dice - no.

Eres un abrazo de nostalgia o luego siniestro,
A la salida o por la noche.

Eres mi sorpresa linda,
la toga de mi incertidumbre, un lindo sombrero para salir a bailar de noche,
eres estas letras,
eres desayuno por la mañana.
Eres.

27 junio

Ya me duele el corazón de tanto inventarle alas al viento.

21 junio

Luego me haces sufrir mariposa; sobre todo cuando arrojas manzanas al fuego.

21 junio

50 primeras veces; 50 veces que te veo, que te desvelo, que te pierdo.

Por qué me juega tantas trampas el deseo; por qué no permanece y ya;
como sol, mañana, desayuno en la cama, baño, caminata nocturna;
o como algas marinas flotando en mi sala.

19 junio

Qué no ves mi descaro, o mi cabeza, o mi pecho,
mi tornasol y luego mi estruendoso celo:
Tiamat, Etereo,
Mariposa.

16 Junio

Y aquí yo de nuevo…
gastando silbidos al viento,
despertando otra vez al espacio,
tentando al demiurgo de los sueños locos, de agua, de sal, de viento;
golpeándome ante mi siempre sabido caer,
ante mi continuo trepidar de alas,
más trepidante y sufriente aquí,
que a mi terciopelo,
y etcétera voz.


11 Junio

Amolita

10 junio

Qué tanto me debe preocupar la muerte
cuando en realidad ya hace tanto que no muero
cuando no soy más que la colisión múltiple,
la manifestación cuasi instantánea del ancestral rito creador;
la forma ahora enérgica
animada
del velo
de la erupción volcánica
a veces sin nombre, y mejor sin él...
pues quién soy yo para nombrarle
crearle;
cuando sé soy así
tan de origen múltiple
como trágico;
sombra de demiurgo cómico,
ensordecedor
sedante,
como el día en que las plantas brillan;
veo las piernas
piernas manos
y la maravilla de lo incomprensible
a veces nublado, o soleado;
para decirte que lo que tienes ahora jamás vuelve;
pues en realidad siempre ha estado aquí
siempre en una y mil formas,
o en una,
como como la de aquel que ya no está.