viernes, octubre 12, 2007

Un día las hojas se caen, y no me dan ni un minuto para rezongarlo. - y eso que sólo fue una semana, una de discursos, de ánimo, de sí. Pero regreso y - no, no en todos lados. El NO de la silla mediana, EL de la que es más grande, el de la que está a mi lado. NO, porque se ciega hasta la mente con tanta agua que corre y no termina POR caer - y es que quién te dijo Tati que esto era cierto cuando NO no no no no no no no no no no non ohno n on ono no no no nonoo no nononononssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssslos meses avanzan y aquí sigue solo, solo y de blanco.