jueves, mayo 02, 2013

unas citas del pájaro que da cuerda a mundo. Murakami.

La fuerza del destino normalmente sólo coloreaba, de forma monónota y silenciosa, el borde de su vida, como un sonido de fondo grave. Era raro que le recordara su existencia. Pero, en algunos casos (no podía saber cuáles porque no parecía seguir pauta alguna)m esa fuerza aumentaba y lo conducía a una renuncia profunda parecida a la parálisis. P. 756

… desde muy pequeño, jam{as tuvo la sensación real de haber tomado por propia iniciativa, una resolución. Sentía que era el destino quien, a su antojo, le hacía tomar una decisión. Aunque pensara, en primer lugar, que había tomado una resolución por propia voluntad, más tarde acababa por darse cuenta de que una fuerza externa le había hecho decidir de ese modo. Simplemente se había puesto el hábil disfraz del “libre albedrío”. P. 756

Como había pensado siempre el veterinario el libre albedrío del hombre no existía. Las personas eran como muñecos a los que se les había dado cuerda por la espalda y puesto encima de la mesa, condenados a seguir un camino, obligados a avanzar en una dirección. P. 778